15.1.19

Errare humanum est, sed perseverare...

"Tutivilus. El demonio de las erratas". Julio G. Montañés (2015). 



De Turpin Editores, esta publicación forma parte de una colección dedicada al mundo del libro, siendo este título el n°11. 

Tutivillus, Titivillus, Tiulinus, Titufullus.... Variados son los nombres que ha recibido este ser, cuyas funciones pasaban por las de ser recolector de chismorreos, omisiones de clérigos y erratas.

También aparece como demonio escribiente en el papel de registrador de pecados. Como cuenta la historia de un monje que habiendo visto un demonio que no paraba de escribir le preguntó inocentemente ¿qué escribes?, respondiéndole el diablo: " peccata tua".

Estas habilidades en gramática y escritura no fueron exclusivas de Tutivilus.  Encontramos por ejemplo a Baalberit que fue tenido por secretario general y conservador de los archivos del infierno.

German translation of 'Consolatio peccatorum, seu Processus Luciferi contra Jesum Christum', Germany 1461 (München, Bayerische Staatsbibliothek, Cgm 48, fol. 132r). Fuente aqui

El libro hace un interesante recorrido histórico por esta figura, cuyas funciones de confundidor de escribas e impresores son de origen decimonónico.

Lectura curiosa y entretenida!

"De toda palabra ociosa, darán los hombres cuenta rigurosa"

Inscripción en la fachada principal del Ayuntamiento de Elorrio. Esta casa consistorial fue construida en 1666 y presenta esta frase moralizante bajo el escudo de Elorrio.


Última revisión: 20 de Julio de 2019.

No hay comentarios: